Pérgolas Bioclimáticas con iluminación LED

La iluminación es el elemento que determina cómo percibimos el espacio. Por eso es importante saber escoger la fuente de luz y las lámparas que la interpretan. Nosotros en Isalex, siempre que instalamos pérgolas bioclimáticas para espacios exteriores, nos gusta incluir la luz en el estudio de los proyectos, el “porqué”, os lo contamos a continuación.

La iluminación es de gran ayuda si se desea resaltar la volumetría y las líneas arquitectónicas, ya sea en el interior o en el exterior de la casa. En el exterior pueden delimitar las zonas habilitadas y potenciar las características de la construcción de la casa, jugando con los ángulos rectos o haciendo que la influencia arquitectónica aumente y se amplíe hacia el exterior. Incluso en proyectos profesionales, nos ayuda a definir zonas seguras y a organizar el paso de público.

El desarrollo de la tecnología LED ha aportado más riqueza a los proyectos de iluminación ya que su diminuto tamaño facilita su integración en las superficies. Con ella se puede iluminar y acotar ambientes sin recargar el espacio con lámparas. Y, sobre todo, se gana en efectividad energética y sostenibilidad. Podemos optar además por bajos consumos dentro de la misma línea de productos, o tonalidades y graduaciones a nuestra elección según el momento y el uso del espacio.

pergola bioclimatica led isalex 2

En nuestro caso, tanto en las pérgolas bioclimáticas, como en las de vidrio o incluso de lona, se instalan, consiguiendo así no solo comodidad y ampliación de uso, sino también una profundidad y acentuación de las líneas del cerramiento, pudiendo delimitar los espacios y acentuarlos, con lo que conseguimos que los tres tipos de iluminación: general, ambiental y funcional, sean clave para que un espacio sea tanto funcional como conceptualmente lo deseado.

Esto no quiere decir que abandonemos la luz focalizada, ya que ayuda a conseguir un ambiente íntimo. Esta percepción puede ser reforzada con luminarias de baja intensidad y una disposición heterogénea, de modo que sea esta luz que emiten la que cree espacios dentro del propio espacio.

Para iluminar las zonas de paso en el exterior es recomendable utilizar sensores de movimiento para que se enciendan solo unos minutos cuando alguien pasa. Así no solo se ahorra energía, sino que pueden ser también de ayuda para alejar intrusos.

No olvidemos que en Isalex apostamos por las nuevas tecnologías, y que, igual que usamos sensores de viento, como medida de protección a la hora del plegado y control de nuestros techos y toldos motorizados, podemos conectar la iluminación al control domótico de nuestra casa, creando un nuevo espacio integrado en la gestión de los recursos de nuestro hogar.

Estos sistemas de gestión de los recursos y de la habitabilidad son cada vez más intuitivos y sencillos gracias a las nuevas soluciones gestionadas desde el smartphone. Con ellas se pueden programar encendidos, crear atmósferas, supervisar el consumo energético…

No dudes en contactar con nosotros estaremos encantados de asesorarte.